domingo, 23 de marzo de 2008

LAS PUTAS LOS PREFIEREN LARGOS/Salomón Borrasca


Amparito estaba tomándose una cerveza en la mesa de enseguida de Julian y escuchando entre sollozos esa maldita canción de fondo con la cual perdió su virginidad. La inocencia del muchacho contrastaba con la perversidad del bar, afiches de mujeres desnudas, condones humeantes en la baldosa y una puta con su corazón tan roto como su vagina, en este caso amparito, quien lloraba y trasbocaba en la mesa, y hasta se cagaba por el recuerdo de un viejo amor. Julián la miraba de reojo en una arrechera que le era difícil detener, tenía sólo quince añitos y la puta sobrepasaba los cuarenta años. Hay que explicar para defender al inocente Julián que a esa edad cualquier hueco es trinchera, a esa edad mi novia era una burra. A Julián no le importó que las lágrimas de amparito estaban a punto de llenar un vaso de cerveza, se le puso al frente y después de desabrochar su bragueta tiró el pene encima del mantel rojo de la mesa, era largo y flácido como la trompa de un elefante, amparito se lo llevó inmediatamente a la boca, de la emoción se le olvidaron los testículos, los cuales quedaron aguantando frío en los labios como dos huérfanos.

SANTIFICADO SEA EL CIGARRO/Dr. Puromutando

Esta es la imagen que, en Chile, apareció impresa a partir del 12 de noviembre del 2007 en todas las cajetillas de cigarrillos. Y que forma parte de la campaña anti tabaquismo que, según la subsecretaria del Ministerio de Salud Lidia Amarales, estaría orientada a un nuevo grupo objetivo que serían los jóvenes. Pero yo me pregunto excelentisimos compañeros fumadores del mundo esta respetable señora no estará un poco extraviada. O más aún, no será que se habrá fumado otra cosa, porque en realidad lo que necesita la dentadura del pobre diablo este que prestó su boca, como diría Sergio Lagos "sin lugar a dudas" es un ortodoncista más que ninguna otra cosa.

Asi que para la otra mi señora subsecretaria querida, apréndacelo bien. No sea mala persona (como el tal Bendicto ese de Roma, que declaró disfrutar de un puchito pecado). El sagrado cigarrito de todos los días no anda por ahi enchuecándole los dientes a las personas...Ahora lo del pecado. Eso, más bien, es menester de otros idiotas.

lunes, 17 de marzo de 2008

PARA EL REMEMBER/Dr. Puromutando


El Profesor Jirafales le peregunta al Chavo:

-Chavo, Cuáles son los animales que comen de todo?
El Chavo responde: Los ricos.

sábado, 15 de marzo de 2008

HIMNO A LA BANDERA/Rodrigo Calderón Astete


No faltaba más.


Estaré huevón para dar mi vida


por un pedazo de trapo.

LUCA 200/Dr. Puromutando

Encender un cigarro no es suficiente. Y encerlos todos, a veces, tampoco. Pensar en el suicidio es siempre una idea. Pero si no lo hiciste a los 20... ahora lo piensas dos veces y a la tercera ya aburre. Porque quizá sí hubiera sido más bello. Con el rostro más limpio. Bajo el vidrio de un ataúd... Detenido. Enfrentándolo todo sin miedo. Quieto, por fin, para siempre. Los labios de los muertos guardan palabras. Pero yo guardo... qué guardo?. Un sabor a barro. Si acaso.

La lluvia destiñe todo recuerdo. No tengo memoria. Una canción quizá. El saludo de alguien. Un rostro dormido. El privilegio de ser un idiota... Tengo sed. Prendo un cigarro. El humo baja por la garganta. Me veo. Vomito. De rodillas vomito. Una película porno... risas. Alguien roza mi boca. La cabeza pegada en el suelo me pesa. Me nombran. Me sacuden con fuerza. Leo un poema. Necesito dormir. Patear a alguien. Fumar otra cosa.

Diez años más tarde... el trabajo. Corto mi pelo. Digitalizo cosas. Recibo el sueldo. Compro. Pago: luca doscientos de vuelto. Duermo. Despierto. Voy al baño. Pienso en poemas que no recuerdo cómo mierda escribirlos. Llorar es otra forma reirse. El tiempo pasa. Los sábados. Aliento de poeta moribundo. Pensar que una vez tuve diecisiete...

NUNCA TUVE UN RIFLE/Nestor Chamorro

Soñé que te morías. Es costumbre o sueño repetido de fin de semana.
Un típico velorio que supuse ya despierto.
Soñé que me moría. El expreso me hacía añicos en Denavisur. Un velorio en capilla. Cenizas.
Incómodo seria suicidarse con un rifle, pensé cuando lo manipulaba, junto con medir el largo de mi brazo y la profundidad del canal que seguiría la bala directo a mi cabeza. Ese día sólo matamos un perro y perdimos una bala, pues yo sigo escribiendo antes de mi funeral.
Viéndote de noche, viéndote de día, tocándote en la tarde, amándote en la mañana... después; un café con crema de la luna, esa que te desvistió la noche que no te penetré.

martes, 11 de marzo de 2008

HELLOW BRUCE/Dr. Puromutando

Cuando supe que Paul Bruce Dickinson abandonaría Iron Maiden, en los tiempos de la grabación de "Fear of the Dark" me pregunté como muchos: ¿quién chuchas lo va a reemplazar ahora? (bueno a estas alturas Blaze Baley no merece qué hablar...). Y más aún cómo serian sus placas solistas, sin embargo ya habia un adelanto: "Tattoo Millionare" que sonaba como Ugly Kid Joe más que cualquier otra cosa, pero cuando editó "Ball to Piccasso" entendí: el hombre necesitaba espacio. Un espacio para la libertad creativa que junto a Harris, Gers, McBrain y Murray al parecer jamás tendría. Desafortunadamente si bien el disco jamás alcanzó la repercusión que Dickinson esperó a mi juicio es una de las piezas mejor logradas que junto a Roy Z publicó.

Pero quién diría que el otrora estudiante de historia de la Queen Mary and Westfield College de la Universidad de Londres, amante de Aleister Crowley, ícono de la NWOBHM, esgrimista olimpico, oficial primero para Boeings 757 en Airlines Astraeus, presentador de "Rock Show"y encargado de "Master of Rock" en la BBC de Londres y que se sentó a media gringolandia con el "World Slavery Tour 84-85" tendría otra más en el tintero.... Sí. Y nada más y nada menos que un largometraje. Cuyo guión ha trabajado hace trece años y trata sobre Aleister Crowley titulado "Chemical Wedding". El thiller se roda desde el año pasado bajo el ojo de la Warner Bros. y del cual se espera, obviamente, que el propio Dickinson produzca la banda sonora. Qué tal?... Hellow Bruce: tú si que no te andas con cagadas ah...

domingo, 9 de marzo de 2008

LEE (PARTE I)/Nestor Chamorro

Ya no podía aprisionar más ese rulo en su tembloroso dedo, ni siquiera disimular la tensión con el lento y aireado columpiar. Estaba de frente, bueno de lado o costado, pero mientras cazaba su cabello se creaba otro lazo instantáneamente, dos bultos, dos cuerpos que envenenaba este verano. El vaso de Ezequiel a medias, su calentura a medias, más que un vacío después de almuerzo era el postre añorado por todo un año. Su pie izquierdo obedeció a la razón y provocó el abrupto de tener de ambas cuerdas, ambos de frente, el sabía que no habría otra oportunidad ni siquiera en sueños matinales, ni con lo ganchos de sus insufribles compañeros de banco… ¿Para qué mirar y recorrer labios trémulos?, si el era un experto, era como el portero del colegio que descuelga sus latentes ojos frente a una indefensa secundaria golpeada por su padrastro. Pasión salvaje, pues ¿quién te enseña a dejar de ser niño? ¿Quién deja alpiste en el sendero?. Ante tal deseo de comer, nadie lo podría nutrir mejor que ella, más que deleitarse sólo alimentarse, excluyendo la dulzura de su presa y desprendiéndole toda prenda de su naciente piel excitada y compungida, verde y rosado, nada de indecisiones lobo perdido. Obvia los boletos de teatro y considera los de la lotería del sexo, por último al agua si no sales bien parado.

Fresia sin sorteo obtenía, sola, el cerrar de sus ojos cruzados por cuatro cadenas encendidas, rojo encendido ¡que premio! Inauguran pétalos. Cenizas del mañana.

Era la hora de tu caída, y no en picada, abrir, ahora es visualizar el mundo, ese marzo cuando quedan vacaciones. La idea es que el parto sea en el agua, de piscina a piscina, o bien terrenal, un suspiro sin destino de mundo febril, innegable hasta en prédica dominguera de tus melodías rockeras a forzadas canciones de cuna, pero que ni en tu infancia sonaron, llantos que fueron aullidos en el ocaso de otra jornada amorosa.

martes, 4 de marzo de 2008

YO ADORO A LOS HOMOSEXUALES/Jorge Abarca


Yo adoro a los homosexuales
gigantes estriados como mi vientre
yo adoro a los homosexuales que viajan por la guitarra pluma de varias camas
yo adoro a los homosexualeshechos en Talca
en provincias sin capital
yo adoro a los homosexuales licenciados en educación
yo adoro a los homosexualesque desvellan y barren nucas con talcos olorosos
yo adoro a los homosexuales con el resfriado notorio a la distancia
yo adoro a los homosexuales que zurcen, patinan y condenan
yo adoro a los homosexuales
yo adoro a la raza seria de los continentes por siempre
yo adoro a los palitos finos tímidos escondido
yo adoro a los osos cardíacos de sodomías barbonas
yo adoro a los homosexuales
yo adoro a los homosexuales
¡Vamos a tomar once a mi casa!

Juan de Dios Vial 1780, Los Fresnos,Concepción.

EL ESTADO DE DESCOMPOSICIÓN DE LA POESÍA/Dr. Puromutando

Si le preguntamos a cualquiera del común de los mortales: ¿Cuándo fue la última vez que leyeron un poema?... lo más probable es que contesté: en la escuela. Y para mayor desgracia puede que nombre incluso hasta el guatón longanicero de Nereuda. Porque, téngase a bien señores, si alguien no se ha dado cuenta el único culpable de asesinar el intéres que alguna vez alguien pudo prestarle al asunto, fue el profesor de castellano en la escuela. Sí. Él, bueno o ella. Da lo mismo. Ese engendro cuasi satánico que de forma sistemática condicionó cada centimetro cúbico de tu masa encefálica a lo largo de cinco o más años: haciéndote creer que la poesía, por ejemplo, rimaba (con eso, sálvame Rimbaud, hasta un reggeaton o las canciones de Arjona serían poema) o que para lo único que servía era para rellenar el acto de fin de año de la escuela... Bueno, usted dirá: eso era antes. ahora Chile tiene más plata, es más culto. Las huinchas!!!!!!! como díria Juan Manso.

Yo, personalmente, sigo creyendo que no hay ni habrá nada más inútil que la poesía en el mundo. Y qué decir del poeta.

Ahora, que yo escriba mis poemitas... Eso, es material pa otra cosa mijita.

lunes, 3 de marzo de 2008

¿HARIAS UNA ESCULTURA DEL CADAVER DESNUDO DE TU PADRE?/ Dr. Puromutando

Ron Mueck, (Melbourne, 1958) lo hizo en "Dead Dad" hace más menos dos años atrás, construida en base a silicona, yeso dental, pintura y otros materiales, de casi dos tercios del tamaño natural y utilizando, además, su propio pelo.

De origen australiano, este creador de efectos especiales y animatronix, invadìó la Natural Gallery de Londres retratando, con una fidelidad inquietante, todos los detalles del cuerpo humano, repito: todos, jugeteando como si fuera poco con la escala para que, según sus propias palabras, simplemente "no parezcan tan normales..."

Desorienta la perfección en la ejecución técnica de cada pieza, el dolor, la detención, el espanto y la insoportable vulnerabiliadad del cuerpo humano. Sólo falta una sola cosa: que respiren.

JUAN, EL VERDUGO/ Juan Torres Jiménez

Yo no escribo.
Yo decapito cada letra como si nada
y beso al mundo en cada una de ellas.
Y tu voz es todo el mundo
toda esa carne amoratada pidiendo que la cubran
que le hablen como al viento que no escucha.
Yo no escribo.
Yo hago el amor en cada palabra.
y no descanso hasta matarlas
hasta beber por fin toda la vida.
A mí la luz no me desarma.
Yo no me esfuerzo.
Yo asesino cada estrofa tiernamente sobre la página
y lanzo a los perros las sobras.
En mí el poema no se escribe, se sangra.
Cada vez que me río de ustedes
y los escupo.

ELADIO HERNANDEZ: ESPERPENTO/Mauro González

Todos los jueves Eladio Hernández se dirige al correo ubicado a tres cuadras de su casa para recoger la correspondencia llegada a nombre de” solitario”.podría ser un corto paseo por Colo Colo para cualquier persona. Pero no para él. Resulta ser tan aparatosa e innumerable la ortopedia metálica que lleva unida a su cuerpo que además de tornarle excesivamente trabajoso el andar no logra jamás pasar inadvertido. La gente lo conoce y lo saluda, por lo cual, Eladio Hernández ha desarrollado una suerte de coraza mezcla de risa y jadeo muy adecuada y de algún modo muy atractiva, tanto que llego a ser portada en “La Gaceta” por su afición a coleccionar antiguos recortes de diario de pequeñas noticias que no llegaron nunca a ser titular. Todo el mundo lo felicitó fue su momento de gloria, como contaría mas tarde. Las puertas del correo se abren al ver a Hernández. No le resulta difícil encontrar su casilla, girar la llave y ver su expresión serena, aunque siempre complicada al salir cargando los incontables sobres que, sin saberlo, las empleadas del correo han escrito por años para el todas las semanas, pues su casilla no ha sido pagada en tres años.