sábado, 28 de junio de 2008

CULOS/Aníbal Veneciano



"So der arch...
... so der mensch"


Los rostros han desaparecido de la ciudad. Han sido expulsados, han emigrado o quizás se les ha sacado de circulación para amontononarlos en el subterráneo de alguna sucia bodega municipal. Sólo culos han quedado en su lugar. Culos e inevitablemente nada más que culos. Los hay limpios, profilácticos y perfectamente cepillados, cultivados en salones de ejercicio y en sesiones de buena comida y bebida, sexo Tantra y, porsupuesto, excelente literatura. Los hay pobres y desmadejados, roñosos en su arquitectura de Hogar de Cristo, banca de plazoleta, microbus repleto a las 3 de la tarde y vino tinto de tetra-pack. Los hay abundantes, florecientes, florecientes ampulosos y casi humanos en su generosidad. Los hay también avaros, escurridos e inmaculados en su tacañeria. Culos aristócratas, oscuros de vicio y deudas heredadas, de buen vivir y patrimnio en perpetua banca rota. Culos ciegos de envidia. Culos que han ideado nuevos motores para cohetes. Culos que atisban las estrelllas y qye, de vez en cuando, descubren alguna super nova. Culos intrigantes. Culos golpistas. Culos socialdemócratas. Culos entre ni fu ni fa. Culos calculadores, pretensiosos, aduladores, pedantes, enérgicos, diluyentes, anarcos, herejes, escépticos, sanforizados, retroactivos e insulzos... culos heraclitianos, en constante tránsito y por no decirlo, con un cierto dejo de esnobismo. Culos hegelianos, imponentes, absolutos y a prueba de cualquier manoseo nihilista. Cuyos que huyen de una verdad insoportable. Y culos que vuelven de alguna guerra, inválidos, castrados y un poco más sabios. Culos químicofarmaceúticos que en la clandestinidad diseñan nuevas drogas sicotrópica. Y culos travestidos que luchan or la igualdad ante la ley. Culos que no soportan los cambios violentos de presión atmósferica. Y culos esquizoides, de vida pública impecable, pero intimidad perversa sin límites. Culos que van, culos que van y vienen. Culos mascadores de tabaco, leedores de tarot, vendedores de pescado en viernes santo y de pasta base. Culos atrapados en elucubraciones sobre el origen del universo y culos ne proceso de extradición. Culos mal paridos e hijos de puta. Culos sintoistas de culto sin divinidad. Culos que hacen religión y religiones que son un culo. Culos que son dignos de confianza.Culos que vierten estrictina en los arroyoa para exterminar a la población indígena. Y por sobre todo culos que prometen que esta borrachera será la última y se dedican a escribir sobre otros culos. Culos y nada más que culos. Inevitablemente culos.

1 comentario:

Claudio Toro dijo...

Hola anibal.
Si no fuera por lo que lei, no sabría quien era.
Un Abrazo desde el culo mismo de Rancagua